Lo que debes saber sobre la construcción industrializada 3D

                                       

 

Durante años, el sector de la construcción ha sido reticente a incorporar la construcción industrializada en obras nuevas, inicialmente acompañado por un prejuicio y una disociación errónea al distinguir entre conceptos de prefabricación e indutrialización.  Mientras que la construcción industrializada adelanta procesos en paralelo a la construcción en obra, para que, posteriormente se ensamblen con los demás elementos en la edificación;  la prefabricación es únicamente la mecanización y centralización en fábrica del proceso constructivo.

                                             

Con la construcción industrializada agiliza procesos y acorta tiempos, además de que favorece a abatar costes y ahorrar materiales. El diseño va unido al proceso de fabricación, lo cual hace al proceso mucho más completo, pudiendo detectar las necesidades de las edificaciones desde el inicio del proyecto y amoldando los elementos de cada elemento industrial a ellas. Esto permite una total personalización de cada obra sin un aumento de coste y con los productos mejores productos.

Otra de las ventajas de este sistema de construcción son las unidades repetitivas, es decir, los modelos 1D, 2D, 3D. Cada unidad hace referencia a un módulo que se instala en la obra pero que se fabrica aparte. A través de este ensamblaje el proyecto queda finalizado, siendo un método mucho más eficaz, rápido y limpio en obra.

Uno de los elementos más destacados para edificaciones son los tridimensionales (3D) o modulares. Normalmente se componen de varios elementos unidimensionales y bidimensionales. El modelo 3D es el más completo y llegan a obra casi completos, para que únicamente se unan unos módulos a otros.

                                                                 

Son elementos que se montan en una cadena de producción dentro de naves industriales, los cuales facilitan el transporte, la ubicación de materiales en obra y la instalación. 

Este proceso de fabricación por el que pasan estos modelos 3D se revisan detalladamente desde el material hasta tiempos de ejecución, coste de transporte, tamaño o peso.

Es muy importante definir todas las juntas de módulos, por eso en los procesos es importante seguir estos pasos:

 

                       

 

Desde AIS ofrecemos soluciones para estos módulos tanto para fontanería como para climatización. Para cada instalación se deberán tomar en cuenta una serie de requisitos según el tipo de instalación que quieras llevar adelante:

-CLIMATIZACIÓN: en el caso del suelo radiante los circuitos NO deben compartir módulos. Una solución a esto es incorporar más colectores, cada uno en un módulo individual.

-FONTANERÍA: para esta opción el material debe ser más duradero y de calidad. La conexión entre los módulos es imprescindible para en el caso de las obras de fontanería.

 

El reto de la construcción industrializada: superado ✅

 

Construcción industrializada AIS

 

La presencia de la construcción industrializada en obra nueva aumentó un 40% el año pasado gracias a la rentabilidad de sus procesos. La apuesta de las contructoras y promotoras por incluir este nuevo modelo industrial a la hora de edificar hace crecer al sector exponencialemente gracias a su inclusión en toda la parte de obra nueva.

La construcción industrializada llega para quedarse y poco a poco empieza a ser destacable su presencia en obras y construcciones. La multitud de beneficios y ventajas que ofrece este proceso la hacen mucho más atractivas a ojos de constructoras y promotoras, ya que rentabilizan los proyectos y permiten ahorrar tiempo en las obras. Los procedimientos avanzan y centran sus esfuerzos en ser cada vez más eficientes, productivos y sostenibles. La innovación es un factor que todas las empresas del sector tienen muy presente, la búsqueda contínua por buscarnuevas formas de hacer la construcción más sencilla es una fortaleza con la que deben contar para su estrategia de expansión.

La evolución de la industrialización, dentro del escenario de la construcción, ha pasado por varias etapas hasta llegar a estar presentes en obras más grandes e importantes. En la siguiente imágen se ve cómo la importancia, calidad y evolución de las obras han avanzado hasta posicionarse en construcciones de mayor calibre como hoteles u hospitales.

Organigrama evolución construcción industrializada

 

Los constantes cambios y el crecimiento de la demanda del sector, ha traído consigo una respuesta acorde a la demanda del mercado. A pesar de que los procesos industrializados tienen presencia de un escaso 1% en España, su repunte se ve en países como Alemania con un 9% y UK con un 7%, que aspiran superar estos porcentajes en los próximos años.

Todo este avance ha hecho que la industrialización dentro de la construcción se desarrolle de tal manera que adapten sus modelos de edificación, surgiendo así dos tipos de construcción:

1.CONSTRUCCIÓN INDUSTRIALIZADA EN DOS DIMENSIONES (2D): producción de elementos prefabricados para las estructuras de las viviendas. Es decir, elementos de construcción individuales que vienen directos de fábrica y se montan en obra.

Construcción industrializada 2D

2. CONSTRUCCIÓN INDUSTRIALIZADA EN TRES DIMENSIONES (3D): producción de un módulo completo. Es decir, la vivienda se fabrica en su totalidad en fábrica y llega a la obra únicamente para su unión.

Construccion industrializada 3D

 

La respuesta a esta demanda por parte de los fabricantes ha sido inmediata y cada vez invierten más en los procesos de montaje y producción con el objetivo de dar respuesta a las nuevas necesidades de los constructores y presentar novedades atractivas al mercado. Algunas de las ventajas de incorporar este tipo de elementos industrializados a las obras son:

  1. Reutilización de materiales: Este tipo de construcciones favorece a la economía circular, los componentes de los edificios industrializados se pueden volver a utilizar más fácilmente si lo comparamos con otro tipo de materiales que se usan en construcciones más tradicionales y extendidas actualmente.
  2. Mano de obra: Solucionar el problema con el que muchas constructoras se encuentran actualmente: la escasez de mano de obra cualificada. Al ser un proceso un proceso mucho más sencillo no se necesitan conocimiento técnicos previos.
  3. Reducción de los tiempos de ejecución: La rapidez en el montaje favorece la finalziación de obra, todo ello apoyado en un sistema sencillo y factible para mano de obra no cualificada.
  4. Mayor seguridad en el ámbito laboral: Fuera quedan pelibros laborales que se encuentran diariamente en obras emplazadas en espacios abiertos.
  5. Sostenibilidad: La producción de los elementos necesarios para crear módulos rebaja las emisiones de CO2 hasta en un 60%.
  6. Eficiencia térmica: Este tipo de construcciones aportan una elevada eficiencia energética combinando sistemas de aislamiento y climatización.